Seleccionar página

En los últimos años hemos visto fenómenos naturales impactantes, que algunas veces nos asustan y otras nos sorprenden. Incendios forestales de gran magnitud, huracanes y tormentas, elevación de los niveles del mar que causan grandes inundaciones, entre otros.

Nos preocupa el futuro, el pensar ¿Qué pasará si el planeta sigue sufriendo estos fenómenos? Bueno, pensando en ese futuro debemos actuar en el presente. Ya se han iniciado acciones a nivel mundial, una de ellas es el planteamiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible por parte de la ONU. Estos objetivos se centrarán en los tres elementos interconectados del desarrollo sostenible: crecimiento económico, inclusión social y protección ambiental.

Allí entramos a pensar en el que papel jugamos los individuos, pues bien, la idea es que desde nuestras disciplinas, oficios, saberes, nos convirtamos en desarrolladores sostenibles. Trabajando con nuestra comunidad en ideas que cumplan uno o varios de estos objetivos podemos promover la economía sostenible. Son 17 objetivos entre los que están: salud y bienestar; agua limpia y saneamiento; energías asequibles y limpias; industria, innovación e infraestructura; producción y consumo responsable.

Puede que nos parezca una tarea colosal y para expertos, pero tan sólo animándonos a pensar en soluciones nos daremos cuenta de las muchas cosas que podemos hacer. Como incentivo a pensarnos estas diferentes ideas de desarrollo sostenible se han creado muchos concursos a nivel mundial, en los que participan emprendedores que propongan ideas alineadas a los 17 objetivos. Un ejemplo de esto es el Climate Launchpad, en el cual Dinnova representó a Colombia en el 2019 con un refrigerador que no usa energía eléctrica para su funcionamiento, ganando la participación en un acelerador de empresas y un incentivo económico.

Con esto último quiero decir que sí es posible, que uniendo fuerzas, generando ideas y trabajando con constancia podemos a la vez, promover el desarrollo económico, científico y tecnológico pensando en la protección del ambiente y la sostenibilidad para las futuras generaciones.

Pensando en nuestra región existen gran cantidad de necesidades que podemos solucionar, como la falta de agua potable, una movilidad urbana más limpia y eficiente, uso de energías limpias, entre otras. Tenemos por ende un gran campo de acción si de investigación y desarrollo se refiere, pero no sólo en eso podemos mejorar, ya que si tenemos un producto que comercializamos previamente sería bueno repensar la manera en todo su ciclo de vida. El empaque por ejemplo, es algo sencillo de solucionar y que puede conllevar no sólo a la mitigación de la contaminación pero también va a atraer clientes nuevos, que están en busca de propuestas innovadoras y responsables. Un ejemplo de reinvención es el de la marca de ropa de escalar Patagonia, que han generado el «Worn Wear», este es el servicio de reparar, reciclar o reutilizar prendas usadas. Ellos reciben prendas usadas a cambio de crédito para compras en la tienda, las reparan y donan a personas de bajos recursos. Son acciones sencillas pero que ayudan a cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible y por supuesto a disminuir la contaminación textil.

Anímate a ser parte del cambio y genera ideas que promuevan un mejor futuro para todos y todas.